06 marzo, 2006

Entre la amargura y la alegría.

Debido a una extraña alineación de cuerpos cósmicos, nuestros exhibidores locales han tenido a bien ponernos en cartelera Munich, la ultima gran película de ese mago del celuloide llamado Steven Spielberg. Fin polémico, critico y duro sobre el problema palestino-israeli, les aconsejo que la vean y luego, por supuesto que opinen.

Es un vergüenza que esta película llegue a Palencia mes y medio mas tarde que en el mundo civilizado, esto viene a confirmar una vez mas que solo somos capital de provincia en el mapa, porque en esta ciudad de jubilados falta de todo, desde trabajo hasta por supuesto cultura. Uno no sabe si alegrarse porque la han "estrenado" o simplemente llorar porque una vez mas nos la han traído por los pelos y casi a escondidas.

No hay comentarios: