06 marzo, 2006

Nada que perder

El periódico del día nos cuenta que las demandas de trabajo en Palencia se centran en peones industriales y agrícolas, albañiles y camareros, y que pese a el paro existente no se cubre la oferta de empleo. Aún no siendo un experto en sociología creo que en esta situación pueden influir las habituales condiciones de trabajo, que pueden resumirse en tres puntos:
  • Trabajar para un palurdo ignorante y orgulloso de serlo, que se siente intimidado por tener a su cargo a alguien con mejor preparación que el e intenta eliminar la ansiedad que esta situación le causa haciendo la vida posible al empleado, humillándole constantemente basándose en el hecho de que toda su preparación e inteligencia no le ha servido mas que para acabar trabajando para el...
  • Explotación salarial, ya que se te contrata por la categoría laboral mas baja del convenio y se te encomiendan trabajos de mas nivel, cuando no directamente que le hagas el trabajo el jefe. Por supuesto el contrato es a tiempo parcial / media jornada o incluso por ETT, con independencia de las horas de trabajo que realices, ya que asegurarte en la seguridad social cuesta dinero, y tú no lo mereces.
  • Inseguridad en el puesto de trabajo, ya que o estas cubriendo un "exceso temporal de trabajo", o bien cubres una baja por enfermedad / vacaciones del titular. En este último caso tu trabajo consiste en quitarle de encima los marrones para que cuando vuelva el supuesto "trabajador" no encuentre la mesa llena de marrones, no sea que coja una baja por "depresión". Por supuesto, por mucho que te esfuerces, cuando termine el periodo de suplencia y/o el trabajo encomendado, a la puta calle, no sea que hayas aprendido demasiado y le quites el pan a algún hidalgo.
Ante esta situación, los líderes de esta comunidad proponen:

  • Acabar con los subsidios de desempleo: Si no quieren trabajar que no trabajen, pero no vamos a mantener vagos con nuestros impuestos.
  • Importar mano de obra esclav... digo inmigrante para cubrir esos puestos. De esa forma se elimina la necesidad de contratar personal nativo, y además se les añaden la ventaja de que no pueden permanecer en el país legalmente si pierden el empleo, una buena carta a la hora de negociar "condiciones" de trabajo.
No es de extrañar por tanto que la juventud haya huido de Palencia. Con semejante perspectiva de futuro no queda nada que perder. Mejor pasarlo mal fuera con la esperanza de algún día tener un trabajo digno que quedarse aquí a servir.

1 comentario:

otro explotado dijo...

Ya era hora que alguien tuviera las suficientes narices de decir cual es la situación laboral real de esta provincia, llena de empresarios de chichinapo y jóvenes explotados. Nuestros dirigentes son tan culpables o mas que los empresarios, porque son cómplices de ellos y lo peor de todo, esta provincia no tiene visos de mejor, sino de empeorar todavía mas.