18 abril, 2007

Así se hacen las cosas en Castilla y León

El campo castellano se ha visto plagado esta primavera de topillos campesinos (Microtus arvalis) y la Junta de Castilla y León para combatir esta plaga, ha hecho, lo que hace siempre, demostrarnos que ella lo sabe todo y que no necesita ayuda o consejo de nadie, porque aquí, así se hacen las cosas.

Para combatir esta plaga ha utilizado un veneno altamente toxico llamado clorofacinona (un anticoagulante) que no ha sido todo lo eficaz que se ha querido con los topillos, pero que esta devastando nuestro medio ambiente, en las zonas rociadas con el veneno, principalmente tierra de campos, están siendo encontrados muertos cientos de animales de otras especies afectados por el veneno, palomas, liebres, calandrias y aves protegidas. Además del consiguiente riesgo para la salud humana, si estos animales envenenados son cazados y consumidos por las personas.

Es triste comprobar como en esta tierra sus gobernantes desprecian cualquier solución que no les produzca un beneficio inmediato.
Se trata que los agricultores ante todo no se quejen y les sigan votando en las próximas elecciones (ya que son su principal fuente de voto), porque en esta comunidad solo se trata del hoy, mañana, dios dirá, así nos va.

Estamos gobernados desde hace muchos años, por uno grupo político (partido popular) que en nuestra comunidad tiene su sector mas duro, mas reaccionario, mas caciquil, mas corto de miras, que piensa que esta comunidad es un feudo particular suyo (históricamente lo es) y aquí pueden hacer lo que se le antoje, casi sin dar explicaciones, para ellos el movimiento ecologista, como cualquier otro movimiento que no opina como ellos, simplemente no debería de existir porque les molesta.

Aquí tenemos una peculiar manera de hacer las cosas, que casi siempre acaba destruyendo nuestro futuro.

Para más información: Pincha aquí

P.D:
Si por lo menos hubieran leído la caja del veneno, donde ponía: "No incorporar a suelos ni acuíferos".

16 abril, 2007

El éxodo anunciado

Es muy triste observar día a día como tu ciudad se va empobreciendo, es angustiante ver como la gente joven tiene que irse de su tierra a buscar trabajo, como tus amigos se van, da rabia tener que abandonar tu tierra porque en ella no hay oportunidad de conseguir un trabajo digno. Esta es una ciudad que se muere sin que nadie haga nada para remediarlo, nos estamos convirtiendo lenta e inexorablemente en una ciudad de jubilados.

Los políticos siguen viviendo en su mundo virtual, totalmente fracturados de la realidad, ensimismados en sus propias batallas que no interesan a nadie, que solo sirven para distraer la atención de los problemas realmente graves que nos interesan y afectan a todos. No se trata de una cuestión de ideología ni de colores, por la alcaldía de Palencia han pasado y pasaran políticos de todos los colores y pelajes, mucho mas interesados en devolver los favor a los amigos y en salir reelegidos que en hacer nada para que su ciudad prospere, da la sensación que a ellos les interesa que todo siga como esta, así hay menos trabajo que hacer y sus amigos estarán mas contentos. Aquí no hay diferencia entre las ideológicas, aquí no hay ganas de hacer nada por la ciudad, solo figurar y chupar del bote todo lo posible, luego se conmemora el día del palentino ausente, se dicen cuatro frases para la galería y que todo siga como esta, que es como a ellos les interesa.

Somos una ciudad olvidada en una comunidad autónoma olvidada, donde no se tiene ninguna gana de crear suelo industrial, donde se ponen todo tipo de impedimentos para la creación de cualquier negocio (si no eres amigo del alcalde, claro), donde impera y prospera el caciquismo rancio que tanto daño hace a esta tierra, donde el poco trabajo que hay se consigue por enchufe, donde el salario mínimo, la explotación y precariedad laboral consentida por las autoridades esta a la orden del día. Aquí todo esta tejido por el invisible hilo de los intereses y el egoísmo personal, solo caben tres tipos de gente, la que pertenecen alguno de los clanes locales que consiguen vivir bien, la que se conforma con vivir explotados, mal pagados y muchas veces humillados por no irse de sus tierra o porque por un motivo u otro no pueden hacerlo, y los demás, ya saben lo que tiene que hacer, que es irse a alguna tierra que les de de comer y dejar de molestar. Su drama y el de sus familiares poco sentido tiene para nuestros políticos, que sabiendo que es un problema que en Palencia alcanza una gran magnitud no hacen sino echarse la culpa los unos a los otros, eso cuando no lo ignoran directamente, demostrándonos con creces su incompetencia, su egoísmo y su corta visión de futuro.

Por eso y viendo el desolador panorama de una ciudad en que lo malo no es que este mal, sino que siempre va a peor, propongo que viendo que no hay ninguna alternativa digna de ser votada y tenida en cuenta para estas elecciones locales, ya todas las candidaturas son el mismo perro con diferente collar, simplemente no votemos, no les sigamos el juego, no seamos participes de su malsano desinterés en la juventud, por crear un ciudad lo mas justa y digna posible para todos, no solo para ellos y sus amigos caciques, a ver si se dan cuenta de lo que realmente nos importa (cosa que dudo) y deciden (cosa que también dudo) hacer algo al respecto.

Para muchas personas que lean esto, que no sean de Palencia, les resultara difícil creer esto, pero aquí, es lo que hay.