22 mayo, 2007

Bienvenidos a Mooseport

Todo lo que tiene un comienzo, tiene un final. En 1978 termino una etapa y comenzó una nueva en la historia de España en la que las decisiones no se tomaban en virtud de la voluntad de una única persona, sino de la totalidad de los españoles, a través de sus representantes democráticamente electos.

En aquellos maravilloso años, los partidarios de las ideas con las que se había gobernado en el anterior régimen pelearon en la arena del congreso y en otras menos iluminadas con los partidarios de otras ideas completamente opuestas. Los españoles de entonces tomaron decisiones y determinaron el destino de este país.

Si, suena muy bien, y probablemente fue un momento histórico para aquellos que lo vivieron. Yo no lo se. Estaba en una cuna en esos momentos, ajeno a todo lo que estuviera mas allá de mi limitado campo de visión. Y como yo debe haber varios millones para los que la llamada ''transición'' no es mas que un apunte en los libros de historia y el trasfondo de una serie de televisión que protagoniza Imanol Arias..

Sin embargo, hay algo que no ha cambiado. ¿Adivináis que es? Tenemos los mismos políticos que hace 29 años. Si ya se que me vais a decir que Fraga, Carrillo, Gonzalez y Pujol están ya fuera de servicio, pero no es menos cierto que los actuales ''líderes'' empezaron en esos días su carrera en el partido. El Sr Rajoy ya publicaba artículos en los periódicos de la época y me imagino que el Sr Zapatero hacia lo mismo. Iban a cambiar el mundo...

.. Y todavía les queda para rato, por lo que parece. Sus propuestas siguen siendo los mismas que hace 29 años, con una diferencia: no tienen credibilidad alguna, y una gran tara: se dirigen a una sociedad que ya no es la misma para la que fueron formuladas.

La falta de credibilidad deriva de la larga estancia en el poder o sus aledaños de la actual clase política. El poder corrompe, y les hemos dado demasiado tiempo. Las estructuras de los partidos ''tradicionales'' están afectadas de un cáncer que ya hace tiempo entro en la fase de metástasis. Están mas allá de toda posibilidad de recuperación, y lo único que se puede hacer es cerrar y darles unos últimos días felices antes de lo inevitable.

Su programa ya no se adapta a la realidad. Por lo menos, no se adapta a la de los jóvenes de hasta ''30 años'' o mas, como se dice ahora. La corrupción, el paro, la imposibilidad de acceso a una vivienda, y la degradación de los servicios sanitarios y docentes son nuestros problemas de ahora. No encuentro motivos que justifiquen responsabilizar a un régimen político que desapareció hace 29 años de los mismos, así como buscar en las propuestas surgidas a raíz de su desaparición las soluciones a los mismos.

Heliodoro y Celinda pueden proclamar a los cuatro vientos que "harán mas'', que tienen ''esperanza en el futuro" y ''hasta el infinito y mas allá'', pero lo cierto es que sus propuestas no pueden ayudarnos. Necesitamos algo nuevo que nos de esperanza, y si esa esperanza no surge dentro de los partidos ''tradicionales'' debemos salir a buscarla halla donde este.

Por si a alguien no le ha quedado claro, ''salir a buscar" significa VOTAR en las próximas elecciones y a alguna formación diferente. VOTAR a los partidos que han tenido representación en el ayuntamiento en pasadas legislaturas no va a cambiar nada. No votar o votar en blanco tampoco va a alterar el resultado. Votar a nuevas ''promesas'' no solo puede que lo haga, sino que es la única salida democrática y no violenta a la situación a la que nos veremos abocados en un futuro. En un pasado para los jóvenes de hoy remoto, nuestros abuelos lo perdieron todo al no saber ejercer sus derechos y libertades de forma racional. Tropezar de nuevo con la misma piedra seria no solo humano, sino también trágico.

No es aceptable no votar. No podemos escudarnos en la corrupción de los políticos, ni en su falta de credibilidad, ni en su falta de proyecto viable para renunciar a un derecho que es también una obligación para todo ciudadano responsable.

Por eso, el próximo domingo, vota.

4 comentarios:

Marisa dijo...

Tienes muchísima razón en todo lo que dices, aunque en Palencia no hay mucho donde elegir. Yo votaré por el cambio, aunque todo siga igual nos quedará la esperanza de que reflexionen, se den cuenta de la situación del resto de los palentinos ( muy diferente a la realidad de la clase política, nosotros no ganamos en 6 años el dinero suficiente para comprarnos tres o cuatro mansiones repartidas por la geografía nacional, ni siquiera ganamos para comprarnos el suelo de un minipiso ) y hagan algo por esta ciudad a la que " dicen " representar; sí, ya sé que soy una ilusa y que aún creo en quimeras.

Marcos dijo...

Para que luego no digan que este Blog no es democrático y variado, Mario opina que hay que votar y yo ya ni eso, aunque en el resto e incluso en eso, mucha razón tiene. Se ha perdido la ilusión y tal vez la esperanza en esta clase política que no sentimos nuestra, que vive en su España virtual y mi problema es que ya no creo milagros y menos de ellos, el cambio tenemos que ser nosotros de alguna forma y desgraciadamente no creo que lo consigamos siguiendoles el juego o votandoles, porque hasta los partidos pequeños o minoritarios dan asco.

Angel dijo...

Muy Buen articulo sin duda, la cuestión es: Voto a cualquier candidato, aunque no me convezca su ideologia y sepa de antemano que no va a solucionar ninguno de los gravisimos problemas que sufre nuestra comunidad, es más de hecho seguro que los empeora. O directamente no voto y me despreocupo del todo, y dejamos que los intereses de todos esos que se ven veneficiados por el politiqueo, sigan siendo "Guais".
Ahora entiendo porque nunca me gustó la politica, ni los politicos. Esto con todo mis respetos no tiene arreglo, y como se dice ajo y agua.

Zazu dijo...

Pues resulta que hace falta ser pardillo (de nivel +d10) para no, cuando menos percibir, que en el fondo (no tan profundo) nos intentan confundir, el rollo es el d siempre. Y LO CONOCEMOS MUY BIEN. nos pueden prometer parafernalias como ke van a soterrar el paso del ferrocarril a tresmil metros bajo la òrbita de plutón, u tratar d vender que van a crear al menos cienes y cienes d puestos d trabajo "q dsd luego gozarán los "3" empresarios máximamente localizables en la urbe para vender que en el fondo somos un os maleantes y gentes d mal vivir. SNIFF. pues miren!Ymis condolencias a la gente kkier0, y k m knoce, no se trata siempre d un concepto d lucha, kreok se trata más k nada de`star ahí, jodiéndose y jodiendo. dando por saco en esos "elegidos instantes" y atreverse a "cagarla", usease, equivocarse de modo inocentón con la formación política elegida (corazón puede mandar, pero...) ¡ya sabéis! votad lo ke sea y dxpues a rascarSE con el momento final.

nusbemus (inusapretamuspechuskntraidem)

A seguir bien!?!?!?