08 octubre, 2008

Pulp Fiction

Me cuentan que hemos salido nombrados en un Blog, y voy corriendo a abrirlo, ansioso por saborear la fama y la gloria en la red, largamente esperada. Sin embargo, me encuentro con que nuestra cabecera es utilizada como termino de comparación para ensalzar a "otras" opciones que si merecen la pena. Y por si fuera poco ¡en una maldita segunda parte de artículo! Así no se hacen amigos en la red, colega. En la vida real tampoco, por cierto. Hubiera preferido una critica feroz, atacando mi ausencia de estilo literario, falta de capacidad para la sintaxis, las brutales faltas de ortografía, la ausencia de un contenido de mínimo interés... en fin, lo que sea. Pero eso de ser un mero instrumento para enaltecer otros blogs ha estado mal pero que muy mal.

Por si eso fuera poco, nos encuadran dentro del grupito de "confidenciales" sobre Palencia. Ya decía yo que eso de "dar a conocer la verdadera identidad sobre Palencia" podría llevar a confusión. Me gustaría aclarar ante todo mi postura. Para mi este Blog es una manera sana de cagarme en Palencia y los palentinos. No considero que lo que digo vaya a informar, ni mucho menos crear un corriente de opinión en una población a la que considero aborregada y sin capacidad de recuperación. Despotricar contra Palencia en la red es mejor que hablar solo, y preferible a hacerlo en un bar. Hay gente muy susceptible en este pueblo de mala muerte.

Y aunque nadie se lo crea, tenemos un lector confirmado del Blog. Responde al alias de "JC" y no tengo la menor duda de que posteará un comentario que marcará un hito en la historia de el peloteo blogero. JC, quiero darte las gracias por anticipado por tu aportación. Se que no nos defraudaras.

Sobre lo de dar noticias, usted que presume de estar en el "sector" sabe perfectamente que no se puede decir cualquier cosa en un medio de comunicación, ni siquiera en Internet, si no se pueden afrontar sus consecuencias. Cuando molestas a la gente importante puedes acabar con muchos problemas. Si los profesionales no lo hacen, sera por algo, digo yo.

Nos compara con otros foros "de derechas". El autor intenta asimilar toda crítica al gobierno con la militancia activa en la oposición política ¡Que estupidez! Todo el que pone verde al Sr Heliodoro y a su banda es de "derechas", o sea, del PP. Pues no, simplemente creo en la democracia, y ejerzo el derecho que en ninguna dictadura se permite: la crítica al gobierno, sea este del color que sea. Que a nadie le quepa la menor duda de que el día que al Sr Heliodoro pierda su sillón, lo celebraremos atacando a su sucesor desde el primer día de mandato, por muy "Popular" que sea.

Por cierto, eso "de derechas" me parece de lo mas vulgar, casi tanto como "Facha". Estaría mejor decir "Conservador" ¿O no? Si no ¿Porque a los "de izquierdas" o "Rojos" les llamamos "progresistas"? A ver si nos vamos enterando de en qué año y siglo vivimos.

A todos nos gusta que nos coman la polla de cuando en cuando. Este podría haber sido el principio de una amistad, en la cual nos citáramos con elogios los post del blog amigo cada dos por tres y sin venir a cuento, pero parece que la plaza estaba ya ocupada por un blog "de derechas". ¡Que trauma! No se si voy a poder dormir esta noche. Haber si con un vaso de leche con galletas nos tranquilizamos un poco.

Lo de Web 2.0 queda muy bien, aunque personalmente no le encuentro ningún contenido... positivo.

15 mayo, 2008

Iluminados por el fuego

Los Palentinos asistimos, al igual que el resto de los súbditos de JC, al derrumbe de la Construcción y de la Banca sin prestar la mas mínima atención al acontecimiento. El hecho de que nuestras vidas van a cambiar de forma irreversible, aún incluso si somos de Palencia, aún no ha calado en nuestras duras cabezas. Ya no hay mas crédito. No hay mas dinero en la saca de Bancos y Cajas. Ya no podemos pedir un crédito para hacernos con ese televisor de plasma que nos guiña el ojo a la entrada de Prica, irnos de vacaciones a ese "resort" del Caribe del que todo el mundo habla, pagar las clases de inglés de los niños o, simplemente, cambiar de Audi. Ni este año, ni los que están por venir.

En realidad hace mucho tiempo que dejó de haber dinero. La suma de las pensiones y salarios de la automoción, agricultura y funcionarios no daba de si para tanto gasto. A los Palentinos, al igual que al resto de los españoles y de igual forma que a los Norteamericanos, se nos ofreció y aceptamos un método alternativo para financiar nuestra sed de consumo: "la especulación inmobiliaria".

Muchos paisanos cuando se percatan del valor de su vivienda piden una ampliación de su crédito aprovechando el aumentado el valor de su grantía. Otros, mas ambiciosos, venden su vivienda y con el dinero obtenido pagan la entrada de otra aún mas cara, dado que si el precio sube de manera constante, cuanto mas valga la vivienda mas aumentará su valor. Esta subida de precios obliga a los jóvenes, deseosos de independizarse, a un compromiso con el banco que se alarga cada vez mas, llegando en la actualidad con mucha facilidad a los 30 años.

Sin embargo la vivienda no es un bien productivo, en el sentido en el que lo son la maquinaria industrial, un autocar de transporte de pasajeros o incluso un ordenador. No generan riqueza con su uso habitual, mas allá de la renta de un alquiler, a diferencia de una nave industrial o un local comercial. El capital invertido en la compra de una vivienda no supone un aumento de la cantidad de productos o servicios disponibles en la economía. En la medida en que se destina un porcentaje de la riqueza nacional a la producción de viviendas, disminuye la capacidad para generar bienes de consumo o servicio en el país. Para mantener el consumo, aumentan las importaciones del exterior. El ahorro nacional desaparece debido a la necesidades de consumo de bienes importados o al pago de un crédito previamente solicitado. Los bancos recurren entonces a importar crédito de países ahorradores, que son precisamente aquellos que nos venden bienes y servicios.

El banco solicita un crédito a un inversor extranjero a cambio de un porcentaje sobre el mismo. Así, un crédito de 100€ al 5% en un banco español se vende a cambio de 100€ de un banco alemán, que recibirá un 4% de beneficio por el préstamo, dejando como ganancia para el banco español el 1% restante. Todos recordamos que hasta hace bien poco era muy fácil conseguir un crédito con trabajos temporales, por mas del 80% del valor de el bien garante, sin ningún tipo de aval, etc. ¿Que pasa cuando se descubre el pastel y los prestamistas extranjeros se dan cuenta que han prestado a bancos con una solvencia de lo mas dudosa? Fácil, que no te prestan mas.