04 diciembre, 2009

Manifiesto en defensa de los derechos fundamentales en Internet

Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que:

  1. Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.
  2. La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.
  3. La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.
  4. La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.
  5. Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.
  6. Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.
  7. Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.
  8. Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red, en España ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.
  9. Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.
  10. En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.

Este manifiesto, elaborado de forma conjunta por varios autores, es de todos y de ninguno. Se ha publicado en multitud de sitios web. Si estás de acuerdo y quieres sumarte a él, difúndelo por Internet.

30 mayo, 2009

El Orfanato

Hoy, en la cola del Carrefour, me he cambiado de caja tras haber empezado a esperar mi turno en la cola de una de ellas. La razón no era una cajera desagradable en la primera opción, ni una muy guapa en la nueva caja. Unos niños estaban manipulando una enorme caja de huevos kinder, con el consiguiente peligro caída espectacular en la que verse implicado de como una victima colateral. Tras cambiar de caja como medida preventiva, he visto como los niños se desplazaban a la nueva caja. El pánico se apodero de mi por unos segundos, hasta que me vi que no me seguían a mi, sino a sus padres, que me precedían en la cola .

Siempre me llama la atención las situaciones de padres ausentes en lugares públicos. Cuando un chaval se comporta de una manera impropia, molestando con sus lloros y peticiones constantes, o cogiendo reiteradamente artículos a la venta que no van a ser adquiridos, el padre resulta en la mayoría de los casos la persona que intenta con fervor aparentar no tener nada que ver con ellos. Son personas que no se sienten a gusto con sus propios hijos. Intentan evitar que se les asocie con ellos en los lugares públicos, lo cual es aún mas triste que el comportamiento del niño.

En esos momentos pienso en qué podían tener en la cabeza estas personas a la hora de tener hijos. Es posible que fuera algo involuntario, un accidente, o quizá fue por cumplir con la familia, que insistía sin cesar en tener un nieto, o con la esposa, que sentía la llamada de la maternidad. O quizá fue de buena fe y se lanzaron a la aventura de criar un hijo para descubrir que la paternidad no es tan divertida desde dentro como desde fuera. Sea como sea, en el futuro próximo habrá que añadir otra posibilidad: Quizá fue por recibir una subvención de la junta, o por reducir la jornada de trabajo, que ese niño vino al mundo. Una idea triste y pobre que acudirá a mi mente cada vez sea testigo de la repetición de esta escena.

09 marzo, 2009

Tribulaciones de un cinéfilo en Palencia

El otro día, ignorante de mi, decidí ir a ver la película Watchmen en Palencia y ahí comenzaron nuestros problemas.

Viendo que Watchmen dura la 160 minutos y viendo que mi trabajo casi no me deja tiempo libre, decidí irla a ver el sábado porque SOLO hay sesiones de 17:30 y 20:45, con lo cual nosotros solo podemos verla el sábado por la tarde.

Al llegar a cine Avenida (alias Margareto Lair´s), mi acompañante y yo nos llevamos la primera hostia en la cara, lo cual me hizo de estar de muy mal humor el resto de la película.
Resulta que la película esta anunciada y programada en la sala 3, la mejor del Avenida, pero esa misma tarde el señor Margareto decidió que era mejor sacrificar la sala 3 y echar en ella el derbi madrileño (ya se sabe que el fútbol es cultura y de interés nacional), con lo cual relego la proyección de la película a la sala 6 (una de las ratoneras de abajo).
Es increíble proyectar fútbol en el cine, ya lo que nos faltaba por ver, a este ritmo va a terminar poniendo aquí hay tomate, comprendo perfectamente que un empresario necesita rentabilizar su negocio y mas en tiempo de crisis, pero creo que esta no es la forma.

La sala 6, es una puta mierda de cojones, y me explico, la pantalla es ridículamente pequeña (tanto que estuvimos sentados en tercera fila y ni nos molestaba la cercanía) y si con esto no fuera suficiente el sonido era completamente tercermundista, llamarle estéreo seria casi un eufemismo, la película tiene en algunas partes voz en off y los diálogos tiene un tono bastante grave, el sonido del cine distorsionaba literalmente las frecuencias de graves, haciendo que muchos diálogos fueran casi inentendibles. Cada vez que la película tenia algún efecto de sonido algo alto, este llegaba realmente a molestar porque la calidad de sonido de la sala era patética.
Eso sin contar que en la sala olía mal y nadie se había molestado en limpiarla de la sesión anterior, creo que esto no vale las mil de las antiguas pesetas que casi cuesta la entrada del cine.

No pido que las salas sean como los Kinépolis, pero si que se proyecte la película en unas condiciones mínimas que garanticen su disfrute y mas tratándose de una de las películas del año, como puede ser Watchmen. No se olviden que al cine la gente va a disfrutar, no a pasarlo mal, que el cine para que tenga razón de ser en esta sociedad de la tecnología debe de ofrecer un servicio mucho mejor que nuestros reproductores domésticos aparte de otras ventajas.

Luego se quejaran que la gente no va al cine y que se bajan las películas de Internet, puedo asegurar en que mi reproductor domestico de Home cinema se hubiera escuchado mucho mejor esta película. Me parece una falta de profesionalidad muy seria la que se ha cometido el sábado 9 de marzo, porque por proyectar algo que no era cine, se perjudico al cine.

Ir al cine últimamente se esta convirtiendo en una odisea, porque en esta ciudad muchas veces no se cumplen las fechas de estreno (que para eso están), el cine es caro y las condiciones de proyección muchas veces dejan bastante que desear y las salas están llenas de maleducados que no deberían estar en ellas porque no tiene ningún respeto por los demás y no deberían frecuentar sitios donde vaya mucha gente debido a que ellos no se saben comportar en sociedad, es mas muchos no debían de salir de casa, hasta que aprendan la mínima educación exigible para vivir en sociedad.

Les aconsejo que NO vayan a ver Watchmen cuando se proyecte en esta sala, es mas que no vaya a ver ninguna película que se proyecte en esta sala 6 del cine Avenida de Palencia.

Estas cosas solo pasan en tierra baldía ,así no saldremos nunca de nuestro subdesarrollo y costumbrismo, si, ese que esta matando y ahogando a esta ciudad.